Menú

Giuseppe Napoli

Director General de Grupo Monalisa

La paternidad según Giuseppe Napoli, Director General Grupo Monalisa

 

Dicen que en Italia lo primero es la familia. Reunidos alrededor de una gran mesa donde siempre hay lugar para un plato más. Tal vez sea esa la razón por la que Giuseppe mantiene siempre la puerta abierta de su oficina para recibir y escuchar a los colaboradores de “la familia Sunset Monalisa” como Giuseppe se refiere a sus equipos de trabajo, una gran familia. Y es justo así como delinea el balance entre el trabajo y su vida personal. “Tengo que cuidar la parte de Grupo Monalisa como si fuera mi familia, para seguir adelante y desarrollarnos, por esto es importante hacer el tiempo para escuchar a todos. También quiero que, en un futuro, en mi vida personal, mis hijos sepan que fui un padre presente”, dice respecto a su paternidad.

Giuseppe es padre de trillizos quienes acaban de cumplir 3 años. “El amor que siento por mi familia, es algo que no se puede describir con las palabras. Estoy muy agradecido con Dios y, obviamente, con mi esposa, que me dio los bebés”, dice.

Soy de Sicilia una isla de Italia donde hay mar, entonces este lugar, Los Cabos, lo siento como si estuviera en mi casa”, dice Giuseppe Napoli socio en el Grupo Monalisa y responsable de supervisar la división de operaciones que incluye el icónico restaurante multipremiado Sunset Monalisa, Jazz on the RocksPan di Bacco, Ufficio Café.

Italia tiene una herencia cultural que incluye arte, música, literatura y arquitectura, muchos de los cuales están impregnados de romanticismo, el gran tópico de la región. Sicilia es la mayor isla del Mediterráneo. Allí, la historia y la cultura se entrelazan desde el mar hasta la montaña, pasando por la campiña y los pueblos costeros. Quien haya visitado esta isla, seguro, ha sido bendecido con vivencias de un paraíso inolvidable.

 

¿Qué te gusta de la paternidad?

Ser padre es una alegría sin igual. Los momentos sencillos, como cuando mis hijos me miran, sonríen y me llaman “papá”, no tienen precio. Su bienvenida con los brazos abiertos cuando vuelvo a casa es una sensación que nunca antes había experimentado. Es una sensación de ser querido y echado de menos, y es algo que aprecio cada día. Tengo a alguien que siempre me espera en casa.

En Sunset Monalisa, todo está en sintonía para celebrar el presente y agradecer la vida, los hijos y la paternidad. Es un momento especial para honrar y reconocer el papel insustituible de la figura paterna en la familia, por el amor, el apoyo y el sacrificio que aportan cada día. Es un momento para mostrar agradecimiento y, por qué no, reforzar los lazos familiares. Le invitamos a compartir la felicidad en este lugar mágico, con unas vistas espectaculares, una cocina deliciosa y una celebración inolvidable de la paternidad, ese regalo para toda la vida.